lunes, 25 de julio de 2011

Que se detengan los tiempos...

No alumbra tanto la luna
Como la luz de tus ojos
Ni es tan sencilla la ofensa
Cuando contigo me enojo

No es tan dulce el almíbar
Si antes bebo de tus labios
Ni el azúcar, el azahar
A tu lao de vuelve  agrio

Ni me parecen tan suaves
Ni son tan blancas las nubes
Como el regazo en tu pecho
Eso que jamás se dude

Ni son tan largas las horas
Cuando te tengo a mi vera
Ni tanto dura el invierno
Y eterna la primavera
Que florece cuando sabe
Que tú te asomas a verla

Ni es el balcón el romance
Ni mi poesía es poesía
Ni el poema atraviesa
Ventana ni celosía
Sabiendo que otra persona
Es quien de noche la oía

Y es que se rompe mi verso
Si no eres tu musa suyo
Es que no salen las letras
Si no escucha ese arrullo
Que es manantial que me inspira
Para ser poeta tuyo

Abre el balcón dulcinea
Que un apuesto sin caballo
Corre en la noche por verte
Corre a su vez sin desmayo

Por ver tu cara risueña
Por ver la luz que más brilla
Por tu perfil de mujer
Por tu sonrisa chiquilla

Que mi romance resuene
Desde la o hasta la jara
Desde bajo guía al centro
De la colonia a bonanza
Que apaguen las farolas
De la calle del suspiro
Que no suenen los lamentos
Ni tampoco los quejios

Que no aya en los tablaos
Más canciones que mi voz
Que sea banda sonora
Cuando hable el corazón

Que se derrumbe la noche
Que se pare el minutero
Que quiero decirte amore
Lo mucho que yo te quiero



No hay comentarios:

Publicar un comentario